MUNICIPIO APOYA A DAMNIFICADOS DE INCENDIOS - SULLANA SIGUE TEMBLANDO

lunes, 1 de abril de 2019

Cemento hecho de bacterias

               Es un innovador material de construcción. Se trata de un cemento natural fabricado en base a bacterias, globalmente abundantes, y que pueden ser extraídas de desechos La construcción se basa en una paleta limitada de materiales tradicionales: concreto, vidrio, acero y madera. 


Los materiales tradicionales contienen una energía altamente incorporada y dependen en gran medida de recursos naturales limitados.  La fabricación de concreto utiliza piedra caliza convertida en cemento Portland a través de procesos de alto calor. 

Tanto la fabricación de concreto como de arcilla incluyen procesos de alto consumo de energía para la extracción de materias primas, transporte y fuentes de combustible para hornos de calefacción.  La industria del cemento representa aproximadamente el 5% de las emisiones globales de dióxido de carbono. 

bioMASON, es una compañía dirigida por la arquitecta Ginger Dosier, que se dedica a “cultivar” ladrillos biológicos hechos con la mezcla que describimos en la introducción de esta nota. “Nos basamos en microorganismos para crear materiales que remplacen a los utilizados en las construcciones.  A diferencia de los que están hechos con arcilla o concreto, bioMASON se produce sin calor extra y a temperatura ambiente. El resultado son tabiques con la misma resistencia, similar tiempo de producción y paridad económica”, detalló Dosier. 

La importancia de esta iniciativa le valió a la autora un premio estímulo de 500,000 euros en el Green Challenge 2013 para poner en práctica esta iniciativa. ¿A dónde apunta Dosier con su emprendimiento?  “Creo que reducir las emisiones y la contaminación es importante, pero creo que nuestra meta debería ser más idílica: una red sustentable que haga uso de la basura que produce en lugar de únicamente generar menos”. 

El proceso de crecimiento de los tabiques es similar al de la hidroponía, por lo que las unidades mezcladas con el microorganismo se alimentan con una solución acuosa para endurecer los ladrillos según las especificaciones.  Los ladrillos tradicionales se forman en unidades de ladrillo y luego se queman para endurecer.  El proceso de BioMASON simplemente elimina la necesidad de cocción al reemplazar el proceso de curado/endurecimiento con la formación de cemento estructural controlado biológicamente a temperatura ambiente.  Un tabique endurecido requiere menos de 5 días para formarse y es comparable en coste y rendimiento a la mampostería tradicional. Original en
http://noticias.arq.com.mx/Detalles/16985.html#.XJMPm8lKjcc

No hay comentarios:

Publicar un comentario